Menú

Agave y Mezcal

La bebida de México.

Agave y Mezcal
Publicado el: 05/11/2019 09:49am

Informativo

    México es una de un sinfín de maravillas gastronómicas. Con anterioridad, se habló sobre la cocina libre Baja-Med, fundada hace relativamente poco tiempo y, en esta ocasión, toca conocer un poco más sobre uno de los elementos más característicos del país: el agave.

     A continuación, te daremos un vistazo a algunas de las características del Mezcal y su proceso de elaboración, así como a su historia.

     Quizá no reconocido a primera vista, el agave es el ingrediente central de dos bebidas icónicas de México, el tequila y el mezcal, con producción oficial exclusiva solo en un par de estados reconocidos. Esto debido a un tipo de protección llamado Denominación de origen protegida (DOP), la cual se encarga de proteger la exclusividad de producción del producto a un grupo reducido. En otras palabras, el estado se asegura que únicamente se pueda producir este producto en estos estados, y a cambio, estos estados se comprometen a mantener un estándar de calidad alto, beneficiando a ambas partes.

     El mezcal es, sin embargo, frecuentemente opacado por su bebida hermana, el tequila. Esto debido a que su producción es más accesible, veloz y práctica. Lo cierto, sin embargo, es que se trata de dos bebidas cuya esencia va más allá de simplemente tener el mismo ingrediente principal; pasan por procesos radicalmente distintos y demandantes.        

    Hay que entender que el mezcal se elabora con un método artesanal y estricto. La planta de agave, de la que se deriva la bebida, suele variar enormemente en tiempos de crecimiento y tamaños, llegando a pesar hasta 600 kilos, y pudiendo tardar hasta treinta años en llegar a un punto de madurez, y una vez la planta está lista, se somete a varios procesos, como pasarlo por un horno de madera y destilarlo con cobre, que eventualmente resultará en la bebida con su sabor tan característico. Todo esto debe ser regulado en todo momento por un Maestro Mezcalero, que se encargará de cuidar cada detalle y mantener el control en los distintos métodos empleados para la elaboración.

     El tequila, por otro lado, se elabora con un tipo de agave único: el agave azul, y se cuece en horno de vapor. Dada la homogeneización del principal ingrediente (el agave azul), es mucho más sencillo mantener un control y hasta hacer producción en masa con mayor facilidad.

     Otra de las características del mezcal es su versatilidad, a diferencia del tequila, es que no únicamente se puede elaborar con distintos tipos de especies (entre más de veinte), sino que además se presta para el ensamble entre especies diferentes, abriendo un abanico de posibilidades en resultados aún mayor.

     Si con todo esto se te antojó probar un poco de mezcal, te invitamos al evento próximo Tras los Mezcales, que se realizará en Rancho Tecate este 23 de noviembre a partir de las 6:00pm. Contaremos con tres estaciones de degustación de esta bebida, así como maridaje con vinos de la casa, y un menú de seis tiempos. Esto en colaboración con Tras/Horizonte y Cuarto Etílico. Comunícate con nosotros y adquiere tus boletos cuanto antes, ya que contamos con cupo limitado.