¿Qué se esconde detrás del vino tinto?

¿Qué se esconde detrás del vino tinto?

Depurador de la sangre, generador de felicidad y otras maravillas más. Conoce algunas propiedades que el vino tinto aporta a nuestro organismo.

Una bebida que ha trascendido en el tiempo y nos transporta a un mundo mágico y elegante. Más allá de la diversión y el placer, el vino, particularmente el tinto, está dotado de grandes beneficios para la salud. Sí, por increíble que parezca, una copa al día puede prevenir enfermedades e incluso rejuvenecernos.

Los vinos tintos son ricos en (polifenoles), sustancias antioxidantes presentes en la uva, siendo los más importantes de éstos el resveratrol y la vitamina E. De acuerdo con estudios publicados por la Clínica Mayo, dichos componentes son beneficiosos para nuestros vasos sanguíneos, puesto que evitan la formación de coágulos y trombos, además de reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Además, hay que recordar que los antioxidantes revierten el efecto de los radicales libres del sol, que son los culpables del envejecimiento prematuro.

Otro papel importante de nuestros amigos los polifenoles, es que liberan endorfinas que nos mantienen en un high natural, es por ello que al degustar una copa nos sentimos mucho más relajados, contentos y todo nos parece simplemente hermoso. Aquí se pueden aprovechar estos atributos al combinar el vino con alimentos que potencialicen su sabor, tales como el chocolate oscuro, embutidos, carnes y quesos.

Y para aquellos que buscan cuidar su figura y reducir algunas tallas, la buena noticia es que el vino ayuda a bajar de peso. El Instituto Tecnológico de Massachusetts ha comprobado que la uva utilizada para la producción del Cabernet Sauvignon, ayuda a activar un gen que evita la formación de células grasas, es decir, no permite el proceso de lipogénesis, el cual es responsable crear los depósitos de grasa en el cuerpo (así es, las terribles lonjas). Ojo, esto no significa que tomarse una botella completa nos va a enflacar, es importante moderarse a una o dos copas por día.

Ahora que estás más informado sobre las propiedades del vino tinto, tienes múltiples razones para decir: ¡salud!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *